Teoría musical - Lección 11: El contratiempo y los valores irregulares

El contratiempo es parecido a la síncopa, acentúa una nota situada en un tiempo débil o parte del tiempo débil; aunque, en este caso, no se prolonga el sinido al tiempo fuerte.

Cuando el comtratiempo se usa en combinación con la síncopa, se puede enriquecer mucho más aún el ritmo de una canción. La sensación que tenemos con el contratiempo es que tenemos la impresión de que el ritmo va en contra.

El contratiempo puede ocupar la totalidad de un tiempo dentro del compás; como en los dos primeros compases de la figura 19. También puede ubicarse en las subdivisiones de los tiempos.

Varios compases donde se ilustra el contratiempo y los acentos de los tiempos.
Figura 19.  El contratiempo puede recaer en las subdivisiones de los tiempos.

Una música sin síncopa ni contratiempo estaría encuadrada en un esquema más lineal y cuadrado rítmicamente hablando. Es una norma general que los intérpretes, al enfrentarse a este tipo de partituras, improvisen con el contratiempo para enriquecerle el ritmo a la partitura.

Valores irregulares

Las figuras de valor pueden salirse del dominio de la relación 1:2 que vimos en la lección dedicada a las figuras de valor. Asi, no hay necesidad que un tiempo esté limitado por albergar dos corcheas en un compás de 4/4. Los valores irregulares son grupos de notas que están unidas por un corchete o un arco.

Compases con agrupaciones de notas formando valores irregulares.
Figura 20.  Los diferentes valores irregulares que podemos aplicar a las partituras.

Si añadimos los grupos irregulares, junto con la síncopa y el contratiempo, a nuestras interpretaciones musicales, lograremos una gran complejidad rítmica. Esta capacidad hará que aumente la calidad de las composiciones que seremos capaces de desarrollar.

Cabe decir, por otro lado, que las divisiones ternarias son más complejas a la hora de interpretar que las divisiones binarias.

Equivalencias:

Tresillo de corcheas = 2 corcheas
Quintillo de semicorcheas = 4 semicorcheas
Seisillo de semicorcheas = 4 semicorcheas

El tresillo y el seisillo son los valores irregulares más utilizados.

A la hora de aplicar valores irregulares en los compases compuestos la cosa cambia. De hecho se establece una relación a la inversa entre los simples y los compuestos. La consecuencia es que en los compases compuestos, un tresillo o un seisillo tendría un valor "regular".

Un dosillo ubicado dentro de un compás compuesto.
Figura 21.  Valor irregular en un compas compuesto.

Ir a:

pixel



Aprende Gratis 2007 © Mario Raja
página optimizada para todas las resoluciones