Nóminas - Lección 3: La estructura del recibo de salarios

Toda nómina tiene que tener una serie de datos que garanticen y justifiquen el pago de un dinero por los servicios prestados por el trabajador.

Aunque la estructura de la nómina (disposición de los datos en el documento) puede variar, lo más recomendable es utilizar el modelo de recibo de salario oficial; facilitado por el ministerio de trabajo y asuntos sociales.

En esta lección veremos la estructura del modelo oficial para el recibo de salarios, y los elementos de los que consta.

El modelo oficial de la nómina tiene tres partes fundamentales: el encabezado, el cuerpo y el pie. El encabezado de la nómina está destinado a registrar los datos que identificarán a la empresa y al trabajador. Uno de los datos más importantes del encabezado es la categoría o grupo profesional del trabajador, que representa el grupo profesional al que pertenece éste, y las titulaciones o conocimientos que posee.

Otro dato importante del encabezado es el grupo de cotización, donde se tiene que expresar el grupo al que pertenece el trabajador, entre los once que existen, para su categoría profesional. Este dato lo debe facilitar la seguridad social.

El cuerpo de la nómina está destinado a reflejar los devengos y las deducciones, para así saber el total que tiene que percibir el trabajador. El devengo es la cantidad que tiene que recibir el trabajador como consecuencia de su actividad laboral. Las deducciones son cantidades que se le retiran al trabajador para pagar una serie de requisitos, como los impuestos.

Las cantidades que retiran al trabajador en las deducciones son calculadas a partir de una serie de cantidades que actúan como base. El pie del recibo de salarios está destinado a calcular las bases para las deducciones. Éstos son bases de cotización a la Seguridad social, o retenciones del IRPF entre otras.


Ir a:

Aprende Gratis 2007 © Mario Raja
página optimizada para todas las resoluciones