Nóminas - Lección 4: El devengo salarial

Los devengos, como ya hemos introducido en la lección anterior, son las cantidades que percibe el trabajador por diversos conceptos de su trabajo.

Estos devengos se dividen, fundamentalmente, en dos grupos: las percepciones salariales y las no salariales. Las primeras cotizan a la seguridad social, las segundas no.

Además, a su vez, éstas se dividen en diferentes categorías. En la figura 1 se muestra los devengos de una nómina:

Una serie de conceptos que conforman el devengo de la nómina.
Figura 1.  Los devengos de una nómina: dinero que percibe el
trabajador en relación a su actuvidad.

Las percepciones salariales son cantidades entregadas al trabajador en retribución por su trabajo. En este apartado del recibo de salarios está el salario base, los complementos y las gratificaciones (se dedicará una lección a las horas extraordinarias para aprender a calcular su retribución):

Dentro de estas percepciones salariales tenemos el salario base, que es la cantidad que se recibe como retribución por unidad de tiempo de trabajo. Por otra parte, los complementos salariales pueden ser de tres tipos: personales, de puesto de trabajo y por calidad de trabajo.

En cuanto a las horas extraordinarias, el trabajador tiene que cobrar las horas trabajadas fuera de la jornada laboral, bien con retribución económica, o bien retribuirlas con tiempo de descanso igual a las horas extras. En el convenio colectivo debe de fijarse dichas retribuciones, o en propio contrato laboral.

El trabajador también tiene derecho a gratificaciones extraordinarias. Éstas son anuales y están formadas por la gratificación de navidad y otra más que se fijará a través del acuerdo de empresarios y trabajadores. También, esta última se puede fijar en el convenio colectivo.

El salario en especie es la retribución que recibe el trabajador mediante bienes y servicios; y no mediante dinero. La retibución en especie no puede superar el 30% de las percepciones salariales.

Las percepciones no salariales están constituidas por las siguientes categorías:

Los gastos que deben afrontar los trabajadores como consecuencia de su actuvidad laboral es lo que se conoce como indemnizaciones o suplidos. Por ejemplo, el dinero que hace falta para adquirir prendas de vestir o herramientas.

Las prestaciones e indemnizaciones de la seguridad social son cantidades que le paga el INSS al empresario a través de compensaciones en sus cotizaciones. Esto biene motivado cuando hay que pagar al trajabador a pesar de que no pueda realizar su labor.

En otras percepciones salariales el trabajador puede mejorar voluntariamente las prestaciones de la seguridad social; también aceptar productos en especie como cestas de navidad o productos eleborados por la empresa.


Ir a:

Aprende Gratis 2007 © Mario Raja
página optimizada para todas las resoluciones